Vigilia Pascual en nuestra iglesia conventual

¡CRISTO HA RECUCITADO! ¡ALELUYA!
Su Vida entregada, su Libertad redentora, su Amor incondicional son la herencia preciosa e inmerecida que queremos compartir en este Año Jubilar Mercedario.


0 Dejaron su opinión:

Publicar un comentario

Tienes la palabra

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.